El vodka entra en la lista de las bebidas alcohólicas más populares del mundo, cuyo origen se lo disputan Rusia, Eslovenia y Polonia. Quizá, gran parte de su fama procede