BROWNIE DE CHOCOLATE VEGANO

Les presento la versión vegana del clásico Brownie de chocolate! He probado muchos pasteles veganos y este es uno de los mejores. El resultado no se distingue de la versión no vegana. La receta no destaca especialmente por su valor nutricional, un Brownie que sepa realmente a Brownie es imposible que pueda ser lo más sano del mundo, pero sí que es más saludable que la receta clásica.

Por qué es más saludable que la receta original?

Porque eliminamos la mantequilla y los huevos. La mantequilla está cargada de grasas saturadas y colesterol, por lo que está totalmente contraindicada para personas que sufren sobrepeso, obesidad, colesterol alto y trastornos cardiovasculares. Y el huevo contiene colesterol.

El chocolate en esta receta lo aportamos a partir de cacao en polvo y no de una tableta de chocolate para fundir. Es más saludable de esta manera, ya que cuanto menos procesado esté un ingrediente mejor. El cacao aislado tiene propiedades antioxidante, es rico en minerales cómo el magnesio, fósforo o selenio y ayuda a combatir el estrés y la depresión.

INGREDIENTES

  • 1/4 vaso cacao en polvo 1 vaso equivale a 250ml
  • 3/4 vaso harina
  • 3/4 vaso azúcar Moreno, de caña, blanca…
  • 1/2 vaso leche vegetal
  • 2 cucharas sirope de arce O cualquier endulzante líquido
  • 1 cucharita levadura en polvo
  • 1/2 cucharita extracto de vainilla
  • 2 cucharas nueces U otro fruto seco

ELABORACIÓN PASO A PASO

  • Primero mezclamos en un bol los ingredientes secos: harina, cacao en polvo, levadura en polvo y azúcar.
  • Mezclamos bien y añadimos los ingredientes líquidos: leche, endulzante líquido y extracto de vainilla.
  • Cuando esté todo bien incorporado añadimos las nueces.
  • Engrasamos un molde con aceite vegetal (de coco, de girasol…) y podemos espolvorear harina aunque no es imprescindible. Otra opción es colocar papel para hornear.
  • Vertimos la masa en el molde y horneamos a 180ºC durante 30 minutos.

NOTAS

Siguiendo las instrucciones debería quedar bien jugoso, pero dependerá del tipo de horno y del molde que usemos. Lo mejor es ir vigilando como queda y pinchar con un cuchillo para ver la consistencia del interior. Si te gusta jugoso no hace falta que el cuchillo salga limpio. Si te gusta una textura más similar al bizcocho espera a que salga el cuchillo limpio.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *